275-3056

CONSEJOS

¿Cómo elegir lentes para niños?

De acuerdo con las estadísticas, aproximadamente uno de cada cinco niños necesita gafas. En la medida de lo posible es recomendable dejar a su hijo decidir qué monturas son las que lo favorecen en su apariencia, entre el color y la moda tendrá una sensación positiva de las gafas y estará motivado y orgulloso de llevarlas puestas.

Básicamente el ajuste de las gafas es muy importante además de ser cómodas y asentarse perfectamente sin resbalar, debe ser apropiado para el natural movimiento de los niños, lo que significa que deben ser ligeras, resistentes y a prueba de roturas.

¿Cómo debo limpiar mis lentes?

Para lavar sus anteojos de prescripción, los profesionales de la salud visual sugieren que frote suavemente los lentes con sus dedos utilizando agua tibia jabonosa de ph neutro. Enjuáguelos y séquelos con un paño limpio y suave. Muchas ópticas venden paños de limpieza de microfibra ultrafinos y lavables que remueven la suciedad y el polvo.

Evite frotar sus lentes con trapos, papel tisú facial o toallas de papel o con su corbata o bufanda ya que pueden rayar sus lentes. 

Otros consejos…

Nunca deje los anteojos en un bolso, bolsillo o cartera sin protección. Nada mejor que un estuche protector y resistente para evitar rayones o daños más graves. De no contar con su estuche a la mano:
  • Colóquelos en una superficie segura siempre con el armazón hacia abajo.
  • El piso nunca es un buen lugar para dejar sus anteojos.
  • Cuando esté en el baño, recuerde ubicarlos sobre un lugar seguro, resulta desfavorable las salpicaduras, los aerosoles y los productos cosméticos porque pueden mancharlos o incluso dañarlos.
  • Nunca deje sus anteojos que no está usando bajo el sol fuerte o en el tablero o la consola de su automóvil.
  • No empuje los anteojos sobre su cabeza. Los armazones se pueden desalinear, lo que afecta la forma en la que ve con sus lentes.